Contenidos de los videos virales en YouTube y Facebook, y factores que causan la viralización


“Uno puede estar a favor de la globalización y en contra de su rumbo actual, lo mismo que se puede estar a favor de la electricidad y contra la silla eléctrica”.

Fernando Savater

Catedrático de Ética y Filosofía

La viralidad

Diversas fuentes de información concuerdan con que la globalización de las telecomunicaciones es el proceso económico, tecnológico, social y cultural a gran escala, que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus mercados, sociedades y culturas.

Uno de los fenómenos recientes producto de esa globalización son los llamados videos virales.

La palabra “virus” presenta un origen latino, que significa “veneno” o “alguna sustancia nociva”. Los virus son pequeñísimas partículas que se encuentran en las células de las plantas vivas y de los animales, que sólo pueden verse con microscopios electrónicos. Hay virus que son inofensivos y hay virus que son mortales.

Estos se alimentan de dichas células vivas y se multiplican con extraordinaria rapidez. Esta propiedad de los virus hace que el concepto de viral se emplee en el sentido simbólico para denominar a a aquello que se propaga con mucha velocidad y de manera exponencial. El diccionario de Cambridge define viral como algo que se convierte en popular rápidamente por ser publicado en el internet y compartido de persona en persona.

Usuarios de internet y de redes sociales en el mundo

En un artículo publicado por iLifeBelt Times el 8 de febrero de 2018 se señala que actualmente, el planeta está habitado por más de 7 billones y medio de personas, de los cuales tienen acceso a internet 4 billones, es decir el 53%, lo que representa un incremento del 7% respecto al año anterior.

Tres cuartas partes de personas con acceso a internet son usuarios activos de redes sociales, esto es 3.2 billones, que representa 42% de la población mundial (13% más que el año pasado). Nueve de cada 10 usuarios activos de redes sociales acceden a éstas desde un teléfono móvil, 14% más que el año anterior.

Los números van en aumento, pero no se limitan únicamente a la cantidad de usuarios de internet o de redes sociales, también la cantidad de tiempo que pasan en línea.

De acuerdo con datos provistos por GlobalWebIndex, un usuario normal ahora ocupa seis horas diarias desde algún dispositivo o servicio con conexión a internet. Esto representa la tercera parte del tiempo que permanecen despiertos.

Por otro lado, cerca de 1 millón de personas empezaron a utilizar las redes sociales por primera vez de forma diaria en el último año. Eso significa que hay cerca de 11 usuarios de redes sociales nuevos cada segundo.

Facebook sigue siendo la red social más popular, y por mucho, sus usuarios representan más del 62% de los usuarios totales de redes sociales en el mundo. Es más, cuatro de las siete redes sociales más importantes en el mundo le pertenecen a este gigante: la propia Facebook, WhatsApp, Facebook Messenger e Instagram.

Facebook se mantuvo con un crecimiento de usuarios del 15% durante el año pasado. Por su parte, WhatsApp y Facebook Messenger alcanzaron un crecimiento que duplica al Facebook como tal, 30% cada uno.

WhatsApp se posicionó como la aplicación de mensajería principal en 128 países, en los que se incluye toda Latinoamérica, Brasil y España.

Instagram se lleva el premio, puesto que logró incrementar sus usuarios un en tercio. Durante el año pasado cerca de 594 millones de personas usaron esta red social con regularidad y se espera que durante 2018 continúe su ascenso.

¿Y YouTube?

De acuerdo con un artículo publicado por tecno.americaeconomía.com en marzo de 2018, la plataforma de video más grande del mundo tiene un billón de horas de transmisión diarias y recibe 400 horas de video por minuto. El 60% de los usuarios ven el contenido de sus creadores favoritos antes de que pasen las primeras 24 horas después de su publicación y el 15% lo ve antes de que pase el primer minuto.

Nunca antes la humanidad había tenido tantos contenidos de video disponibles y nunca antes había consumido tantas horas de video per cápita. En Estados Unidos, por ejemplo, cada año de la última década han nacido en promedio diez canales de televisión. Empresas creadoras de contenido audiovisual, como Netflix o Amazon suman más de 100 millones de usuarios. Cada ciudadano puede compartir sus propios videos en redes sociales. Snapchat, Instagram, Twitter o Facebook se han convertido en pequeñas galerías colmadas de grabaciones experimentales y caseras. Incluso, un estudio reciente demuestra que la actividad en la que más invertimos o gastamos tiempo los humanos, después de dormir y trabajar, es en ver videos.

“Hoy en día, Youtube es el segundo motor de búsqueda más importante después de Google. Es un destino de entretenimiento, una red social masiva”, dice Juanjo Durán, líder de alianzas de contenidos de habla hispana para YouTube, Google Play Movies y TV en Latinoamérica.

Un estudio hecho en Puerto Rico

En mayo de 2018, un grupo de estudiantes de la clase de Fundamentos de Investigación para los Medios del Departamento de Comunicaciones de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto de Bayamón, se dio a la tarea de investigar cuál es el principal contenido de los videos virales de YouTube y Facebook y qué factores causan que unos videos sean virales.

El grupo investigador realizó un grupo focal con estudiantes entre las edades de 21 a 24 años, administraron una encuesta por internet a 55 personas entre las edades de 17 a 51 años y realizaron dos entrevistas a expertos en producción de videos y en redes sociales.

Una revisión previa de la literatura sobre el tema llevó a los investigadores a concluir que un video viral no se define como el que más visitas tienes sino como el que más se comparte. Un video viral va a lograr alcanzar un gran número de reproducciones, pero lo que lo hace viral es la cantidad de “shares” de cada usuario, no los “views” (Dafonte-Gómez, 2014).

Por otra parte, no hay un número mágico o establecido para concluir que un video se convirtió en viral. Un video puede ser viral para un país, región o continente y no para otros. Los expertos no tienen una métrica concreta y uniforme. K. Wallsten (2010) expuso en el Journal of Information Technology and Politics que los videos virales cuentan con al menos 100,000 vistas al viajar de persona a persona a través de las redes sociales dentro del período de un mes.

De otro lado, es necesario distinguir entre lo que son videos virales promocionales, los cuales son diseñados con intención de que sean virales, que tienen un mensaje de mercadeo para promocionar una compañía o producto y en los cuáles con frecuencia se invierte dinero en las redes sociales para promoverlos, y los videos virales involuntarios, que con videos que son compartidos sin la intención de que se vuelvan virales.

Entre los hallazgos principales se encuentran que el contenido de los videos más virales son los que ofrecen contenido emocional que logra que los usuarios difundan el contenido voluntariamente. Apela a alguna combinación de las seis emociones básicas: sorpresa, asco, miedo, alegría, ira o tristeza. El humor es un factor importante para muchos de los videos más vistos y compartidos en el internet. Algunos de los factores que hacen que los videos con comedia sea de los más virales son: la habilidad para causar sorpresa o choque emocional, la posibilidad que ofrece el video de hacer parodia, la relevancia del tema, la duración del video (generalmente de menos de 5 minutos) y la popularidad de la persona que compartió el video.

Por ejemplos, un video que sea fácil de parodiar será más compartido, un video realizado por alguien con mucha popularidad es más visto y compartido. Igualmente, los videos que están enfocados en eventos de actualidad.

La encuesta reflejó que un 94.9% de los entrevistados le gusta ver videos en las redes. La red social preferida para ver videos es YouTube (56.9%) seguida por Facebook (36.2%). De estos un 84.5% señaló que sí o a veces comparte videos. Un 46.6% ve de 3 a 5 videos diariamente y 25.9% ve más de 10 videos diarios. Un 58.6% comparte videos de una red social a otra, principalmente de YouTube a Facebook.

Una mayoría de 43.1% compartió el video directamente con otra persona y 27.6% lo compartió al público de su cuenta en la red.

En términos de los videos preferidos, una mayoría representada por un 31.6% prefería videos de comedias, parodias o bromas. Empatados en un segundo lugar estuvieron los videos sobre video juegos o tutoriales y en tercer lugar los videos musicales.

Conclusiones

Lograr que un video se vuelva viral no es una ciencia cierta y utilizar las estrategias que se han revelado hasta hora no es una garantía de que un video se vuelva viral. No existe una fórmula, pero sí se han ido revelando estrategias que pueden aumentar las posibilidades de éxito. No obstante, siempre se dependerá de conocer a profundidad a la audiencia, la cual constantemente va cambiando y estar al día con las transformaciones tecnológicas que suponen nuevas maneras de consumir contenidos.

__________________________________________________________________

Estudiantes investigadores: Nicole Nazario Rodríguez, Samuel Lassús Rolón. Luis Ortíz Rivera, Mielizadalys Rivera Olmeda, Cristian Cruz Morales y Matthew García Cedeño.

Publicaciones recientes
Search By Tags
Conéctate
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon

Contacto:

Tel: 787-274-1912

profe.velazquez.f@gmail.com

fvelazquez@bayamon.inter.edu

CODEMINPR.COM

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2023 by Phil Steer . Proudly created with Wix.com